Top_Comunicacion.png

SERES Blog - La transformación digital a través de la factura electrónica, EDI, digitalización...

¿Qué impacto tendrá el coronavirus en la facturación electrónica?

La crisis sanitaria del coronavirus ha dibujado un nuevo panorama en el tejido empresarial español. Tras el frenazo inicial provocado por el virus las empresas españolas están comenzando a impulsar la transformación digital de sus procesos internos. Más allá de la implementación del teletrabajo, las compañías están interesándose por otro tipo de herramientas que les permitan seguir con su actividad comercial desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Impacto e-factura

Dentro de este nuevo panorama, la factura electrónica se presenta como un instrumento fundamental para las compañías. De hecho, desde el inicio del Estado de Alarma, la demanda de servicios de facturación electrónica ha aumentado entre un 50% y un 60%. Todo parece indicar que en los próximos meses el uso de la factura electrónica crecerá de manera considerable, no solo en nuestro país, sino que también lo hará a escala mundial.

No obstante, debido al parón empresarial provocado por la crisis, el aumento del uso de la factura electrónica no se hará visible hasta dentro de varios meses. Por ello, dentro de este proceso, debemos diferenciar varias fases:

Primera fase

Es la fase en la que nos encontramos actualmente y se estima que durará, por lo menos, hasta finales de año. Con el inicio de la pandemia, muchas de las empresas que no habían digitalizado sus procesos internos se vieron abocadas al cese de su actividad. Mientras que, algunas otras han sido capaces de continuar, bajo mínimos y con procesos tradicionales, su actividad comercial.  

Esta situación de bloqueo llevará a un aumento significativo del Periodo Medio de Cobro (PMC), lo que se traduce en falta de liquidez a medio plazo para las empresas. Por ello, cabe esperar que en los próximos meses cada vez sean más las empresas que decidan automatizar su proceso de facturación.

Segunda fase

Esta segunda fase supondrá el auge de la factura electrónica y se estima que dure alrededor de un año. La gestión del efectivo, las facturas y las soluciones de financiación comercial se convertirán en un tema candente. Será en esta segunda fase cuando muchas empresas comiencen a incorporar la e-factura y comprueben todos los beneficios inmediatos que ofrece.

Por otra parte, no sería extraño que durante esta fase exista un impulso normativo de la factura electrónica. En Europa, tal y como establece la Directiva 2014/55/UE, la e-factura ya es obligatoria en todas las operaciones B2G. Sin embargo, varios gobiernos europeos podrían dar un paso más y establecer la obligatoriedad en el ámbito B2B.

Tercera fase

Tal y como se ha mencionado anteriormente, la factura electrónica ofrece múltiples ventajas y esto al convierte en un elemento tractor de la digitalización. Gracias a la mejora de la gestión interna y a la optimización de recursos que produce en la empresa, ésta se anima a contratar otras herramientas digitales destinadas a dar continuidad a otras áreas del negocio.

SERES, pionero y especialista en Intercambio Electrónico seguro de Documentos, pone a disposición de sus clientes una amplia gama de soluciones de digitalización, y se encarga de acompañar y de asesorar a las empresas en todo el proceso de transformación digital del negocio.

Conoce más sobre la factura electrónica de SERES

Estudio Factura Electrónica Anual 2020