La factura electrónica B2B será obligatoria en Polonia en 2023

El 2020 fue un año clave en lo que respecta a la masificación de la factura electrónica en la Unión Europea, puesto que, desde el pasado 18 de abril todas las Administraciones Públicas, tanto centrales como regionales y locales, están obligadas a recibir y procesar facturas en formato electrónico.


Esta obligatoriedad no ha traído más que beneficios a las empresas y, por ello, todo apunta a que en los próximos años veremos aumentar significativamente el uso de la factura electrónica entre las empresas privadas.

Polonia será uno de los siguientes países en unirse a esta tendencia. Prueba de ello es la publicación del Proyecto de Ley del pasado 5 de febrero, para la puesta en marcha de una solución de factura electrónica centralizada para el ámbito B2B. De acuerdo con el Proyecto presentado, el sistema de facturación electrónica polaco será muy similar al modelo italiano.

¿Cómo funcionará el sistema de factura electrónica?

El Proyecto de Ley establece que todas las facturas deberán ser emitidas, recibidas y procesadas a través de la plataforma de factura electrónica centralizada KSeF. Las empresas podrán comenzar a utilizar esta plataforma de manera voluntaria a partir de octubre de 2021, mientras que la obligatoriedad está prevista para 2023.

Los contribuyentes crearán las facturas en sus propios sistemas ERP y las enviarán a través de una API a la KSeF. En la KSeF, cada factura tendrá una marca de tiempo y se le asignará un número único. Mientras que el uso de la plataforma sea voluntario, las empresas deberán acordar previamente la emisión y recepción de facturas electrónicas de acuerdo con los requisitos establecidos en la normativa.

¿Qué ocurrirá con el SAF-T?

En un principio, la obligatoriedad de uso de la factura electrónica B2B remplazará al fichero SAF-T. No obstante, en la actualidad Polonia se encuentra en negociaciones con la Comisión Europea para definir todos los detalles sobre la información que tendrá que contener la factura, por lo tanto, durante el periodo de uso voluntario, los contribuyentes tendrán que continuar presentándolo.

Proyecto e-Factura Multipaís

Como hemos explicado en este post, la factura electrónica es una potente herramienta impulsada a nivel internacional que aporta multitud de beneficios a las empresas. No obstante, aunque por lo general existen similitudes en los proyectos de factura electrónica entre diferentes países, la multitud de tipos de formatos, las normativas jurídicas y el nivel de desarrollo tecnológico hacen que la factura electrónica difiera de unos países a otros.

Esta casuística hace que el envío de facturas electrónicas entre distintos países pueda convertirse en un auténtico rompecabezas para las compañías. Si tu empresa es una multinacional, puede que el sistema global y unificado que proporciona la solución Multipaís de SERES, sea tu mejor opción.

¿Quieres conocer más sobre el uso de la Factura Electrónica en Europa? ¡Descárgate nuestro eBook!

Descargar Informe

¡Suscríbete aquí!

SERES en cifras

__Contralia-experiencia_Picto_Azul y Naranja_ SVG

+30 años

de experiencia
D_Euro_Picto_Azul y Naranja_ SVG

+750 MM

€/año gestionados
D_Cliente_Picto_Azul y Naranja_ SVG

3 Millones

usuarios activos
D_Documents_Picto_Azul y Naranja_ SVG

+1.000 M

documentos/año intercambiados
__Global_Picto_Azul y Naranja_ SVG

+200.000

empresas conectadas
D_Entorno_glonal_Picto_Azul y Naranja_ SVG

113

países con intercambio

¿Tienes alguna consulta o quieres una DEMO?