Top_Comunicacion.png

SERES Blog - La transformación digital a través de la factura electrónica, EDI, digitalización...

La tormenta que acecha a tu empresa: menos ingresos y cobros más tarde

Imagen blog 1

Es un hecho que, como empresa, necesitas liquidez para hacer funcionar tu negocio mes a mes, y por ello los impagos pueden salirte muy caros. Concretamente, y solo en el primer trimestre de 2019, el coste de morosidad para las empresas españolas sumaba más de 1.800 mil millones de euros.

Veamos cuán familiar te resulta esta situación: enviaste tu factura hace más de noventa días y aún no la has cobrado; el cliente solo te pone excusas, pero tú necesitas ese dinero para hacer frente a los gastos de la empresa. ¿Te suena? No eres el único, le ocurre a la mayoría de las empresas. Pero eso no quiere decir ni que haya que conformarse con esta situación, ni que no tenga remedio. Lo tiene y te lo presentamos en este post.

Según un estudio de Informa, los impagos son una realidad para el 55 % de las empresas españolas, que consideran que Reparto de empresas según su liquidezse fundamentan principalmente en problemas financieros. Esto es más de la mitad de los negocios de todo el país que, en consecuencia, disminuyen su dinero disponible. De hecho, conforme a los datos del mismo informe, a principios de 2019 el 51 % de las empresas españolas presentaba un riesgo medio-alto en su score de liquidez, y el 10,50 % un riesgo alto. Dinero que, al no estar disponible, no puede invertirse. Es la tormenta que acecha a tu empresa: dispones de menos dinero, más tarde. 

Ponle un GPS a tus facturas

Pero no todo es catástrofe. Hay métodos para reducir el período medio de cobro, como un sistema de seguimiento de facturas. Puedes implementar un programa que recuerde al cliente cuándo tiene que efectuar el pago, te avise si tienes que hacer modificaciones en el documento y notifique que la otra parte ha leído la factura y está conforme, entre otras funciones. Esto pone solución a gran parte de los impagos, dado que el 30 % de los casos de retraso de cobro se deben a problemas administrativos. Lo que puede parecer un simple error en el CIF de la factura, por ejemplo, puede traducirse en demoras del cobro, al tener que corregir el documento y volver a mandarlo. Si puedes automatizar esta gestión con el mismo programa, te evitas esta serie de errores, manuales, que además restan tiempo a tu equipo financiero que podrá dedicar a acciones de más valor.

Empresas que han tenido un impago en el último año. Fuente: Informa

Gráfico 3-1Por otro lado, un sistema de monitorización de facturas como Track2Pay permite controlar los retrasos e impagos, lo que nos ayuda a detectarlos y anticiparnos a ellos cada mes. La principal causa por la que no se hace el pago a tiempo es la dificultad financiera a la que se enfrenta el deudor. Llevar un seguimiento y análisis de sus pagos nos alertará sobre cuándo un cliente tiene problemas de liquidez y, por tanto, es más probable que se retrase el cobro.

Nueva llamada a la acciónLos pagos puntuales siguen disminuyendo (en 2018, el 46,60 % de las empresas pagaban puntualmente, respecto al 55,27 % que lo hacía en 2017), pero puedes hacer algo para cambiarlo. Por un lado, ser proactivo en la demanda del pago, apoyándote en un tercero de confianza en el que delegar el seguimiento. Por otro, monitorizar los cobros de las facturas y anticiparte a las situaciones que van a poner en riesgo la liquidez de tu empresa. Si quieres aprender más sobre la gestión de tus facturas y la reducción del PMC, hemos preparado un informe detallado que te puede interesar.