Top_Comunicacion.png

SERES Blog - La transformación digital a través de la factura electrónica, EDI, digitalización...

La falta de liquidez: el enemigo número 1 de las empresas

2.FaltadeliquidezAl pionero de la banca norteamericano J.P. Morgan se le atribuye una célebre frase: “solo el oro es dinero. El resto, es deuda”. Sea suya o no, lo cierto es que ayuda a reflexionar con frescura sobre el funcionamiento general de la economía y, especialmente, la importancia de la liquidez, la capacidad de una empresa para convertir sus activos en dinero efectivo inmediatamente sin sufrir pérdidas significativas de valor (por ejemplo, recurriendo a un crédito).

La economía española lleva creciendo 6 años seguidos y muchas empresas notan esta mejora respecto a la época de crisis. Sin embargo, 3 de cada 4 compañías no cobran sus facturas a tiempo. La amenaza de una nueva crisis en la Eurozona corona la lista de preocupaciones de los CFOs. El nivel de impacto de la incertidumbre financiera y económica externa sobre su empresa ha aumentado un 14% en el último año llegando al 42%, según el Encuesta a la Dirección Financiera en España realizada por Deloitte.

Por tanto, es importante que las empresas españolas no se descuiden y vigilen mucho un elemento clave para su supervivencia: la liquidez. Te contamos algunas de las principales casusas de su ausencia y también las consecuencias.

Retrasos en los pagos, uno de los principales causantes de la falta de liquidez

¿Cómo saber si una empresa tiene problemas de liquidez? Básicamente, analizando si tiene capacidad de pago inmediata, para lo que existen varias ratios, como:

  • el de la propia liquidez (activo corriente entre pasivo corriente),
  • o de acidez (muy similar, pero teniendo en cuenta el activo corriente menos líquido: las existencias), por ejemplo.

2.Faltadeliquidez2Sin embargo, saber que tenemos un problema tan solo es el primer paso para resolverlo. Para eso, hay que llegar hasta las causas. Una de las más comunes es el retraso en el cobro de las facturas. Como hemos indicado, a las empresas españolas les cuesta cobrar por su trabajo y por tanto tan importante es facturar como cobrar a tiempo.

Que el Periodo Medio de Cobro (PMC) aumente de un año a otro “tan solo” 2 o 3 días puede suponer que al final del año echemos en falta decenas o incluso cientos de miles de euros para una empresa mediana o grande.

Pese a que la digitalización es una prioridad, muchos de los procesos de back office siguen siendo manuales, como:

  • Llamadas de seguimiento
  • perseguir al cliente por mail
  • envíos en papel o PDF

Este tipo de procesos carecen de la trazabilidad de la facturación electrónica y por tanto no ayudan a reducir la opacidad del proceso de cobro: ¿ha llegado bien la factura? ¿La ha recibido quien la debía recibir? ¿Se ha quedado olvidada en un cajón?

Consecuencias directas e indirectas de la falta de liquidez

Nueva llamada a la acciónGeneralmente, los problemas de liquidez son temporales y pueden explicarse por factores externos, como la volatilidad de los mercados, disrupciones tecnológicas o el lanzamiento de un producto. No obstante, los retrasos en los pagos son estructurales y, si una empresa se retrasa de manera sostenida, poco a poco pueden ir minando la liquidez de sus proveedores. Esto puede suponer tener la necesidad de solicitar un crédito… cuando en realidad, si los cobros se ajustasen a los plazos, no sería necesario.

La mayoría de las empresas lo solucionan con lo que la intuición sugiere: reclamar de manera más insistente y dedicar más personal a ello. Es un método efectivo, pero no el más eficiente: la tecnología de automatización permite ser proactivos, enviar alertas, detectar patrones de riesgo de impago en los clientes…Y ahorrando los recursos y el tiempo del personal asignado a ello.

En definitiva, no cobrar a tiempo significa que al final del ejercicio haya menos dinero en la tesorería de la empresa. Es una ineficiencia común y que muchas veces pasa inadvertida y que, sin embargo, puede carcomer la liquidez de una organización. Comprender el funcionamiento de este fenómeno es vital para ponerle freno.