Top_Comunicacion.png

SERES Blog - La transformación digital a través de la factura electrónica, EDI, digitalización...

El pasado, presente y futuro de la factura electrónica en Dinamarca

En febrero de 2005, entró en vigor la primera normativa que obligaba a facturar electrónicamente con las Administraciones Públicas de Europa. De esta forma, Dinamarca pasaba a ser el primer país europeo que comenzaba a enviar y a recibir facturas electrónicas en las relaciones B2G de manera obligatoria.

Digitaliseringsstyrelsen_RGBDigitaliseringsstyrelsen, es la Autoridad Tributaria encargada de facturar electrónicamente y la legislación que obliga el uso de la e-factura B2G es la Bekendtgørelse om elektronisk afregning med offentlige myndigheder. Asimismo, para facilitar el intercambio de las facturas la Digitaliseringsstyrelsen ha desarrollado la plataforma NemHandel dirigida exclusivamente a empresas danesas y el formato OIOUBL, basado en UBL 2.0.

En la actualidad, la Unión Europea, ha establecido la Directiva 2014/55/UE que entra en funcionamiento a partir del 16 de abril de 2019, por la cual, la Agencia Danesa de Digitalización deberá adaptarse al resto de la Unión Europea con el fin de facilitar el intercambio de facturas electrónicas.

Para esta adaptación, la Digitaliseringsstyrelsen o Agencia Danesa para la Digitalización está intregando NemHandel en PEPPOL. De esta manera, los operadores económicos extranjeros podrán facturar a las instituciones danesas mediante la red internacional PEPPOL. El siguiente paso que el Gobierno danés persigue es reemplazar la plataforma NemHandel por la infraestructura OpenPEPPOL.

Gracias a la buena acogida de la implantación de la obligatoriedad desde 2005, la factura electrónica danesa se ha extendido en relaciones entre las empresas nacionales haciendo de Dinamarca uno de los países más digitalizados y avanzados en el uso de la e-factura.

Descargue nuestro Whitepaper

Descargar White PaperSERES ha desarrollado un Whitepaper sobre la “Situación de la Factura Electrónica en Europa” que recopila en detalle los avances que se esperan en la factura electrónica en Europa (Albania, Alemania, Andorra, Austria, Bélgica, Bielorrusia, Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Islandia, Italia, Kosovo, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Macedonia, Malta, Moldavia, Mónaco,  Montenegro, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía, Serbia, Rusia, Suecia, Suiza, Turquía y Ucrania).

Es la guía perfecta para conocer a qué se enfrenta su empresa si quiere utilizar la factura electrónica de forma global.