Top_Comunicacion.png

SERES Blog - La transformación digital a través de la factura electrónica, EDI, digitalización...

El impulso de la factura electrónica en España

Ministerio de Hacienda y Administraciones PúblicasCon el objetivo de llegar a conseguir uniformidad en los servicios proporcionados a los ciudadanos y mejorar su eficiencia y eficacia, el Gobierno español decidió impulsar el uso de la factura electrónica en el país, a través de un modelo que empujara a todas las Administraciones Públicas hacia la transformación digital.

Facturae

Así, en diciembre de 2013 se aprobó la Ley 25/2013 del 23 de diciembre que supuso no sólo el impulso del nuevo modelo de facturación electrónica en el tejido empresarial español, sino también la obligatoriedad, a partir del 15 de enero de 2015, para todas las AAPP de recibir y procesar facturas electrónicas con importe superior a 5000€. Y, por consiguiente, dicha obligatoriedad supuso también que los proveedores de la Administración tuvieran que adaptarse al nuevo modelo y enviar sus facturas a través de un formato estructurado, más conocido como Facturae.

facePara la puesta en práctica de esta nueva obligatoriedad, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas desarrolló un punto común de entrada de facturas, FACe, para todas las unidades de la Administraciones General y para aquellas AAPP que se adhirieran al sistema. Su puesta en marcha supuso una revolución y ha propiciado a que cada año más y más facturas se emitan electrónicamente. De hecho, actualmente FACe es utilizado por unas 8.000 AAPP entre ellas 16 de las 17 Comunidades Autónomas y la Administración General del Estado para facilitar a sus proveedores la entrega de sus facturas.

FACeB2B

Dos años después de comenzar la primera obligatoriedad, el Gobierno español decidió dar un nuevo impulso a la facturación electrónica a través de la aprobación de la Ley 9/2017, del 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público (LCSP); la cual, establecía, por primera vez, la obligación de facturar electrónicamente entre empresas. De esta forma, desde el 1 de julio de 2018, las empresas subcontratadas que trabajan para los proveedores de las Administraciones Públicas deben facturar electrónicamente a los contratistas cuando el importe de los trabajos o servicios supere los 5000€.

Para ello, el Ministerio de Hacienda y Función Pública ha puesto en marcha el Registro Electrónico Único (también conocido como FACeB2B) para facilitar el intercambio de facturas electrónicas.

Gracias a este impulso, tanto el Sector Público como el Privado se han visto beneficiadas con múltiples ventajas, como la reducción de los costes, tiempos de tramitación y pazos de pago de las facturas, el aumento de la calidad de la información y la mayor disponibilidad de la misma para su análisis, la reducción de la morosidad y el aumento de la eficiencia; lo que ha contribuido a que España se encuentre en la lista de países líderes en administración electrónica, con un índice de desarrollo de gobierno electrónico muy alto.

¿Quiere saber más sobre la situación de la factura electrónica en Europa?

SERES ha desarrollado un Whitepaper sobre la “Situación de la Factura Electrónica en Europa” que recopila en detalle los avances que se esperan en la facturación electrónica en la Unión Europea (Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Macedonia, Malta, Moldavia, Noruega, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía, Suecia, Suiza y Turquía).

Es la guía perfecta para conocer a qué se enfrenta su empresa si quiere utilizar la e-factura de forma global.

Descargar White Paper