Top_Comunicacion.png

SERES Blog - La transformación digital a través de la factura electrónica, EDI, digitalización...

El proceso de adopción de la factura electrónica en Países Bajos

La factura electrónica en Países Bajos es obligatoria en las contrataciones públicas de las entidades y poderes adjudicadores centrales desde el 1 de enero de 2017. El gobierno holandés transformó la Directiva Europea sobre la factura electrónica (2014/55/UE) en ley a través de la Ley Nacional de Contratación Pública. En el tomo 115 de dicha Ley se regulan los requisitos necesarios para operar con facturas electrónicas.paises-bajos-1333x1000

El proceso de adaptación a la e-factura se ha llevado a cabo de forma paulatina en función del ámbito de actuación de cada una de las autoridades públicas. En abril de 2019 comenzó la obligatoriedad para las entidades de ámbito local y regional. De esta manera, la facturación electrónica está totalmente implementada en el entorno B2G holandés.  

El Ministerio del Interior y los organismos Logius y PIANOo se encargan de la regulación de la factura electrónica. Logius supervisa la implementación y el mantenimiento de soluciones de facturación electrónica en las autoridades centrales; mientras que PIANOo da soporte a las administraciones locales.  

Desde el gobierno de Países Bajos no se ha establecido, por el momento, ninguna plataforma de uso obligatorio. Sin embargo, se recomienda el uso de Simplerinvoicing. Esta plataforma fue desarrollada por varias empresas privadas que trabajaron en cooperación con el Ministerio del Interior.500px-Ministerie_van_Binnenlandse_Zaken_en_Koninkrijksrelaties_Logo

No obstante, sí que se han fijado varios formatos obligatorios: UBL-OHNL, SI-UBL y SETU (HR-XML). Este último es una extensión de NLCIUS y se prevé que, en un futuro, los formatos UBL-OHNL y SI-UBL sean sustituidos por NLCIUS, con la finalidad de adaptarse al formato común europeo EN 16931.

Descargue nuestro Whitepaper

Descargar White PaperSERES ha desarrollado un Whitepaper sobre la “Situación de la Factura Electrónica en Europa” que recopila en detalle los avances que se esperan en la factura electrónica en Europa (Albania, Alemania, Andorra, Austria, Bélgica, Bielorrusia, Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Islandia, Italia, Kosovo, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Macedonia, Malta, Moldavia, Mónaco,  Montenegro, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía, Serbia, Rusia, Suecia, Suiza, Turquía y Ucrania).

Es la guía perfecta para conocer a qué se enfrenta su empresa si quiere utilizar la factura electrónica de forma global.